Fe sens obra morte est

alfonso

La higiene en el medioevo

La concepción generalizada es que en la edad media las personas no tomaban baños y vivían en un estado de completa suciedad, sin embargo parece que al menos en parte, esto es un mito. Historiadores señalan que durante la mayor parte de esta época existió (al menos en las ciudades o burgos) una actitud positiva hacia el baño, al que se otorgaban virtudes terapéuticas, si bien no tanto como ocurría en los tiempos de gloria de la Roma imperial y sus grandes termas.

Los baños públicos florecieron en las grandes ciudades europeas en el siglo XIII, y para el siglo XV ya eran algo normal en pueblos medianos. Contrariamente a las elaboradas instalaciones de los baños romanos o árabes con grandes piletas comunes, los baños medievales usaban tinajas de madera con agua en las que cabían dos o tres personas.

Muchas ilustraciones medievales muestran a la gente tomando baños comunales, y algunas otras muestran que también eran comunes los baños con comida y bebidas junto a las tinas o encima de ellas para comer mientras se tomaba el baño.

El baño era también una parte importante en los rituales de los caballeros medievales. Para su nombramiento, el candidato debía bañarse antes de pasar la noche en oración, con la finalidad de que estuviera corporal y espiritualmente purificado antes de convertirse en caballero.

La actitud de la iglesia hacia el baño no era positiva, lo condenaba ya que lo veía como un lujo innecesario y pecaminoso. Es probable que de documentos religiosos que condenaban al baño es de donde proviene la idea de que la gente de la edad media no se bañaba.
En el siglo XIII ,Alfonso X “El sabio”, rey de Castilla y Leon, recomienda en sus legislaciones que los ciudadanos debian lavarse las partes intimas dos veces al dia y las axilas y pies debian lavarse con agua con alumbre para prevenir los malos olores.

La orina humana en la edad media tuvo muchos usos. Esta era recogida en vasijas (dispuestas en las calles y en los rellanos de las escaleras) y se utilizaba en las lavanderías (por su alto contenido en amoniaco) y tambien para el teñido de telas y lanas ya que el amoniaco fijaba el color. La blancura de las lanas y los linos provenia de su lavado con orina humana.

Por muy desagradable que parezca, en la edad media la orina también era empleada para la higiene bucal: los europeos de esa época se lavaban la boca con sus propios orines. Los iberos, por ejemplo, almacenaban su orina en recipientes, la dejaban reposar un tiempo y luego tomaban pequeñas cantidades para su uso como dentífrico. Los romanos adoptaron esta costumbre, aunque como eran un poco más finos, mezclaban la orina con piedra pómez y colorantes para hacer más llevadero el enjuague.

Parece que esta costumbre celtíbera caló hondo en la España de los siglos posteriores. Pero en esa época la práctica no terminaba de convencer más allá de los Pirineos, como refleja este pasaje de Erasmo de Rotterdam(S. XV):

“Es preciso ser muy cuidadoso de tener los dientes limpios, pues blanquearlos con polvos es propio de jovencitas. Frotarlos con sal y alúmina es muy perjudicial y servirse de la orina para este propósito es cosa de españoles“.

La Roma antigua, o Córdoba y Sevilla en tiempos de los romanos y de los árabes estaban más limpias que Paris o Londres en el medioevo, en cuyas casas no había desagües ni baños. ¿Qué hacían entonces las personas? Habitualmente, frente a una necesidad imperiosa el individuo se apartaba discretamente a una esquina.

La gente utilizaba los callejones traseros de las casas o cualquier cauce cercano. Nombres de calles de Francia como Merderon, Pipi, Merdiere, revelan su antiguo “uso”.


A que por gran femosura e chamada fror das frores

Estaba ilustrándome escuchando a diferentes grupos (en YouTube) la recreación de esta hermosa cantiga de Alfonso X y me llamó la atención una diferencia notable de como conocía yo la letra del estribillo (razó) con respecto a como la cantan/recitan otros grupos

La historia de esta Cantiga cuenta la vida de un monje copista que cuando debía escribir el nombre de Santa María lo hacía de 3 colores diferentes. La virgén desea premiarlo por su devoción y a la hora de su muerte lo lleva a su lado en el paraíso.

Mi versión

A que por gran fremosura é chamada Fror das frores,

mui mais lle praz quando loam seu nome que d’outras loores.

La versión modificada

A que por muy gran fremosura é chamada Fror das frores,
mui mais lle praz quando lle loam seu nome que d’outras loores.

Lo que me hizo investigar, ya que mi versión proviene de unas transcripciones de las Cantigas que tengo hace más de 2 décadas, lo cual verificó que la versión correcta es la que yo tenía: 


No se me ocurre el por qué del cambio de la letra. Solamente que obedece a una forma más fácil de cantarla (ya que es una Cantiga bastante complicada de cantar) y veo que intercalando esa modificación, anula los melismas que le dan su auténtico encanto.
Ojalá algún musicólogo ilustrado aterrice en nuestro blog y podamos debatir al respecto
dejo la transcripción de la Cantiga de aquellas estrofas que nosotros recitamos
Como Santa Maria levou a alma dun frade que pintou o seu nome de tres coores.

A que por gran fremosura é chamada Fror das frores,

mui mais lle praz quando loam seu nome que d’outras loores.

Desto direi un miragre, segundo me foi contado,

que avo a un monge bõo e ben ordin[n]ado

e que as oras desta Virgen dizia de mui bon grado,

e mayor sabor avia desto que d’outras sabores.

A que por gran fremosura é chamada Fror das frores…


Este mui bon clerigo era e mui de grado liia

nas Vidas dos Santos Padres e ar mui ben escrivia;

may[s] u quer que el achava nome de Santa Maria

fazia-o mui fremoso escrito con tres colores.

A que por gran fremosura é chamada Fror das frores…


A primeyra era ouro, coor rrica e fremosa

a semellante da Virgen nobre e mui preçiosa;

e a outra d’azur era, coor mui maravillosa

que ao çeo semella quand’ é con sas [e]splandores.

A que por gran fremosura é chamada Fror das frores…


A terçeyra chamam rosa, porque é coor vermella;

onde cada a destas coores mui ben semella

aa Virgen que é rica, mui santa, e que parella

nunca ouv’ en fremosura, ar é mellor das mellores.

A que por gran fremosura é chamada Fror das frores…

A que por gran fremosura é chamada Fror das frores…


Onde foi a vegada que jazia mui doente
da grand’ enfermidade, de que era en possente;
e pero assi jazia, viinna-lle sempre a mente
de seer da Virgen santa un dos seus mais loadores.

A que por gran fremosura é chamada Fror das frores…


Ca por quanto tu pintavas meu nome de tres pinturas,

leva[r]-t-ey suso ao çeo, u verás as aposturas,

e eno Livro da Vida escrit’ ontr’ as escrituras
serás ontr’ os que non morren, nen an coitas nen doores.»

A que por gran fremosura e chamada Fror das frores…


y de postre dejo un vídeo de una versión (correcta) de esta Cantiga bellamente interpretado por Braagas con ese aire “croata” tan encantador que le dan a sus interpretaciones (que sobre esto sería hermoso debatir acerca de las “dicciones”…)


dfd

Rosa das Rosas

Delicada cantiga de amor que da inicio a las llamadas Cantigas Decenales iniciando el grupo de Cantigas de Loor para resaltar el número 10, símbolo de perfección según San Jerónimo donde se narran los Misterios de María en especial la maternidad divina auqnue se encuentran presentes otros temas como ebates, tensones y pedidos, ruegos o súplicas especiales.
Al igual que en el Pólogo [1]
 en ésta Cantiga Alfonso X vuelve sobre el tema de declararse trovador de María a quién todo hombre debe amar y servir por cuyo motivo el rey la tiene como Sennor y renuncia a todo otro amor (“dou ao demo os outros amores“) con tal de obtener el suyo.
Esta é de Loor de Santa María, Com’ e fremosa e boa e á gran poder
Esta es de loor de Santa María, de cómo es hermosa, buena y de gran poder
Rosa das rosas e Fror das frores,
Dona das donas, Sennor das sennores.
Rosa entre rosas, Flor entre flores
Dama entre damas, Señora entre señores
Rosa de beldad’ e de parecer
e Fror d’alegria e de prazer,
Dona en mui piadosa ser
Sennor en toller coitas e doores.
Rosa de belleza y de apariencia
y Flor de alegría y placer,
Dama de gran piedad,
Señora en consolar y sanar.
Rosa das rosas e Fror das frores,…
Atal Sennor dev’ ome muit’ amar,
que de todo mal o pode guardar;
e pode-ll’ os peccados perdõar,
que faz no mundo per maos sabores.
A tal Señora el hombre debe amar mucho,
pues lo puede proteger de todo mal,
y puede los pecados perdonar,
que comete en este mundo por sus malas inclinaciones
Rosa das rosas e Fror das frores,…
Devemo-la muit’ amar e servir,
ca punna de nos guardar de falir;
des i dos erros nos faz repentir,
que nos fazemos come pecadores.
Debémosla mucho amar y servir,
pues pugna por evitar que caigamos;
y, de caer, nos hace arrepentirnos de los pecados,
que cometemos como pecadores
Rosa das rosas e Fror das frores,…
Esta dona que tenno por Sennore
de que quero seer trobador,
se eu per ren poss’ aver seu amor,
dou ao demo os outros amores.
Esta Dama que tengo por Señora
y de quien quiero ser trovador,
si yo pudiese obtener en algo su amor,
doy al demonio (‘desprecio’) los otros amores
Rosa das rosas e Fror das frores,…
———————————–
[1]
Porque trobar é cousa en que jaz
entendimento, poren queno faz
á-o d’aver e de razon assaz,
per que entenda e sábia dizer
o que entend’ e de dizer lle praz,
ca ben trobar assi s’á de ffazer.
E o que quero é dizer loor
da Virgen, Madre de Nostro Sennor,
Santa Maria, que ést’ a mellor
cousa que el fez; e por aquest’ eu
quero seer oy mais seu trobador,
e rogo-lle que me queira por seu
Así, Alfonso X se declara iniciado y entendedor en el arte trovadoresco pero se declara amante (drut) exclusivamente de Santa María…
¿Un contra-movimiento cultural/religioso…?