Fe sens obra morte est

danzas medievales

Cantus Firmus en Concierto

Nuestos amigos y colegas del 

Ensamble Cantus Firmus

en concierto

10 de abril 19:30 hs

Villa Hortensia

– Rosario –


¡Los esperamos!

Entrevista en El Ciudadano

 Javier Hernández de El Ciudadano nos hizo una hermosa nota que fue publicada el domingo 13 de marzo de 2011 con fotografías de Marcelo Manera





Los que deseen leer la nota pueden descargar el pdf desde aquí


La sensibilidad estética medieval

Comparto este resúmen del libro: Arte y Belleza de la Estética medieval de Umberto Eco que realizó Sergio Rocchietti en su página Con-Versiones y que me llegó a través de Nina
La Edad Media dedujo gran parte de sus problemas estéticos de la Antigüedad clásica: pero confirió a tales temas un significado nuevo, introduciéndolos en el sentimiento del hombre, del mundo y de la divinidad típicos de la visión cristiana. Dedujo otras categorías de la tradición bíblica y patrística, pero se preocupó de incorporarlas en los marcos filosóficos propuestos por una nueva conciencia sistemática. Por consiguiente, desarrolló en un plano de indiscutible originalidad su especulación estética. Aun así, temas, problemas y soluciones podrían entenderse también como puro depósito verbalista, adoptado por fuerza de tradición, vacío de resonancias efectivas tanto en el ánimo de los autores como en el de los lectores. Se ha observado que, en el fondo, al hablar de problemas estéticos y al proponer cánones de producción artística, la Antigüedad clásica tenía los ojos en la naturaleza, mientras que, al tratar los mismos temas, los medievales los tenían en la Antigüedad clásica: buena parte de la cultura medieval en su totalidad consiste más en un comentario de la tradición cultural que en una reflexión sobre la realidad.

Pensar en la Edad Media como en la época de la negación moralista de la belleza sensible indica, además de un conocimiento superficial de los textos, una incomprensión fundamental de la mentalidad medieval.



Los invito a leer todo el resúmen

A los que les interese, pueden descargar el libro completo de Umberto Eco desde este enlace